LOS HUMEDALES: FUENTE DE VIDA PARA TODOS

Escrito por comunidadliceoandina 04-08-2016 en Comunicación LDLA. Comentarios (0)

Gracias a los trabajos realizados por el Instituto de Investigación en Recursos Biológicos Alexander von Humboldt IAvH, sabemos hoy que Colombia posee 30 millones de hectáreas de humedales que representan el 20 % del territorio nacional. Esto llevó al Instituto a catalogar a nuestro país como “Colombia anfibia”, lo que hace referencia a la rica combinación de territorios secos o no inundables con aquellos que están gran parte del tiempo cubiertos por agua. Pero ¿Para qué tanta agua si eso dificulta nuestro asentamiento y aprovechamiento de suelos productivos? Además de las razones evidentes; el favorecimiento de las formas de vida acuáticas, la economía asociada a los recursos pesqueros y el suministro para el consumo humano, nos denomina como país privilegiado y resiliente frente una inminente crisis actual, el cambio climático. Permitir y proteger el flujo de agua amortigua el impacto generado por el aumento de la temperatura, además de alimentar los acuíferos subterráneos, importantes para sobrellevar una crisis por escases de agua.  

Es así como los humedales constituyen el equilibrio ambiental que las múltiples formas de vida requieren para su desarrollo y continuidad en nuestro inventario de riquezas invaluables. Así mismo, el balance que proporciona la complejidad de su estructura no es fácil de preservar; somos un factor determinante en la configuración y ritmos de vida de los organismos que habitan este ecosistema, puesto que, aunque pensemos que los lagos, lagunas, ciénagas, manglares y bosques inundables se encuentran muy lejos de nuestras viviendas, se ven afectados de manera significativa por nuestras actividades.

En Bogotá y sus al rededores se localizan aproximadamente 15 humedales, 13 sin reconocer aún y 11 cuerpos de agua que los alimentan, cuyos servicios ecosistémicos son de gran importancia, no solo por su contribución a la calidad de vida de los ciudadanos, sino también porque garantizan la conectividad en la estructura ecológica principal de la ciudad. Esta red representa el hogar permanente de miles de especies y es el hogar temporal de unas tantas migratorias; es de esta manera como, al conocer y cuidar de los humedales, pasamos de ser conservacionistas locales a guardianes de la tierra.  

Escrito por: Miss Diana Lucia Villa

Jefe Área de Ciencias y Matemáticas